China deporta a cientos de cristianos surcoreanos que ayudan a los desertores de Corea del Norte

0
8

Tres provincias chinas han expulsado a cientos de cristianos surcoreanos por presuntamente ayudar a los desertores norcoreanos mientras el gobierno comunista del país continúa con su represión contra las actividades religiosas, según un informe.

Desde el año pasado, las provincias de Liaoning, Jilin y Heilongjiang, en el noreste de China, han deportado a cientos de los aproximadamente 1.000 pastores y misioneros surcoreanos en un intento de cerrar sus iglesias, según el periódico británico Express.

En Changchun, la capital de la provincia de Jilin, todas las iglesias de Corea del Sur fueron cerradas a principios de este mes, indica el informe, citando una fuente que dijo: “A medida que fueron enviados a casa, las iglesias se cerraron automáticamente”.

La expulsión de los cristianos de Corea del Sur precede al plan de China de implementar nuevas regulaciones sobre asuntos religiosos para “erradicar el extremismo” el 1 de febrero.

De acuerdo con las nuevas regulaciones, cualquier persona que organice actividades religiosas no aprobadas recibirá una multa de hasta $ 45.200 y cualquiera que ofrezca un lugar para “eventos religiosos ilegales” recibirá una multa de hasta $ 30.100. Además, la directiva faculta a las autoridades de bajo nivel para tomar medidas sobre “actividades religiosas no autorizadas”.

El gobierno chino rutinariamente arresta y critica también a los cristianos locales.

Bob Fu, fundador y presidente de China Aid, una organización que documenta la persecución de cristianos en China, dijo anteriormente a The Christian Post que “los principales líderes están cada vez más preocupados por el rápido crecimiento de la fe cristiana, su presencia pública, y su influencia social.

Es un temor político para el Partido Comunista, ya que el número de cristianos en el país supera con creces a los miembros del Partido “. Se han allanado iglesias subterráneas, se ha arrestado a pastores, se han derribado cruces en la azotea y se ha hostigado y torturado a activistas de los derechos humanos bajo el liderazgo del presidente Xi Jinping, destinado a reprimir el ascenso del cristianismo en el país.

Fu dijo que el gobierno quiere “sintetizar” la religión, lo que significa promover y guiar a la religión que tiene una orientación china.

Reuters informó el mes pasado que el Partido Comunista reveló una nueva formación de líderes sin un claro sucesor de Xi, lo que significa que es probable que continúe siendo una figura superior incluso más allá del final de su segundo mandato en el poder en 2022.

También el mes pasado, el partido votó por consagrar el nombre y la ideología de Xi en su constitución, elevándolo al nivel del presidente Mao Zedong, el fundador de la República Popular de China. Fu señaló que esta es la primera vez que esto sucede en muchas décadas.

BBC News informó que Xi, quien fue elegido presidente en 2012, ahora es “esencialmente inexpugnable” debido a su control político fortalecido sobre el país, con su poder e influencia establecidos para durar mucho después de su eventual retiro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here