Isaías 40:31

1
168

Los que esperan en Jehová tendrán nuevas fuerzas, levantarán alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigaran.

Todos conocemos este maravilloso versículo inclusive muchos nos emocionamos con el asunto de la renovación del águila pero pasamos  por alto la condición para que esto se cumpla en nuestra vida.

Ciertamente nosotros somos renovados día a día esto es un hecho pero para levantar alas de águila es necesario cumplir con el prerrequisito de saber esperar en Jehová .

Las alas de águila son el poder de Dios manifestado en nuestra vida de tal manera que podamos trascender cualquier situación presente sin importar lo difícil e imposible que esta sea.

Es el poder de la resurrección  el mismo poder que levantó al señor  Jesús de entre los muertos dado a nosotros.

Si queremos tener nuevas fuerzas, levantarnos como las águilas debemos aprender la importante lección de esperar en el señor.

Cuando las cosas están fuera de nuestro control,  odiamos esperar, siempre deseamos hacer  y somos tentados a actuar.

Quien tiene paciencia para esperar hoy en día? Quien tiene fe para esperar?

Para muchos de nosotros esperar significa decepción, desilusión o perdida.

No olvidemos que el tiempo del señor es perfecto  y que el aún espera con paciencia que la humanidad  vuelva su corazón a él y crea que él es el hijo de Dios,  nuestro salvador.

El mismo es el modelo de la paciencia.

Aprendamos de él, aprendamos a vivir en el presente  con esperanza, sin cansancio ni fatiga.

Con la certeza de que Dios cumple sus promesas.

Aprendamos a ser fieles  y esperar sin importar las circunstancias.

Dios es fiel, hagamos lo que  el mismo nos pide en su palabra en el  Salmo 37:7

Guardemos silencio ante Jehová y esperemos en Él.

Compartir
Artículo anteriorPodrán purificar el agua contaminada alrededor del mundo
Artículo siguienteEn el mes de la mujer:
mm
Nació en Parral, Chihuahua, México. Casada con Luis Ortega Madrid, es madre de tres hijas, Mirka, Aimee y Paola. Administra su propio negocio en la ciudad de San Diego Ca., ciudad donde radica. “Empecé esta maravillosa carrera de amar y servir al señor Jesucristo hace 38 años y ha sido durante este periodo de tiempo que Él ha enriquecido mi vida espiritual, la de mi familia y la de mis amigos, he recibido diversas capacitaciones y entrenamientos en denominaciones pentecostales, asambleas De Dios y en la iglesia local en Anaheim, Ca.”

1 Comentario

  1. Hermosa reflexión, constructiva y edificante, yo no soy muy paciente y confieso que me desespero y por ello ahora caigo que he cometido muchos errores, siempre digo mi dicho preferido: El que espera desespera y me pongo en acción y por ello tomo malas decisiones. Tratare de aplicar la paciencia sin sentirme frustrada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here