TIEMPOS DE GUERRA, TIEMPOS DE PAZ

0
402

Esta es parte del discurso del presidente John F. Kennedy a la Asamblea General de la ONU en el año de 1961 en donde habla del conflicto de las armas nucleares:

Hoy en día, todos los habitantes de este planeta deben contemplar el día cuando este planeta ya no pueda ser habitable. Cada hombre, mujer y niño vive bajo una espada de Damocles nuclear, colgando por el más delgado de los hilos, capaz de ser cortado en cualquier momento por accidente o error de cálculo o por la locura. Las armas de guerra deben ser abolidas antes de que nos acaben a nosotros.

El filósofo Noam Chomsky escribió lo siguiente en The Guardian

Si algunas especies fueran recopilando la historia del hombre, ellos podrían dividir el calendario: AAN (antes de las armas nucleares) y EAN (la era de las armas nucleares). Esta última era, por supuesto, se abrió el 6 de agosto de 1945, el primer día de la cuenta regresiva para lo que puede ser el final poco glorioso de esta extraña especie, que alcanzó la inteligencia suficiente para descubrir los medios eficaces para destruirse a sí misma.

Los esfuerzos de la ONU

La principal motivación para la creación de las Naciones Unidas, cuyos fundadores habían sufrido la devastación de dos guerras mundiales, fue preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra. Desde su creación, con frecuencia se ha pedido ayuda a la ONU para que evite que las disputas concluyan en guerra, ayude a restaurar la paz cuando ya han estallado los conflictos armados o promueva la paz duradera en sociedades que salen de una guerra sin embargo desde su creación la ONU ha demostrado ser una organización casi que nula, inútil que simplemente sirve a los intereses de los 5 países (Rusia, China, Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia) con representación en el Consejo de Seguridad, más no ha podido evitar guerras, masacres, violaciones de derechos humanos a lo largo y ancho del mundo.

Ahora veamos el significado del nombre Jehová Shalom: “el Señor es paz.”

En el libro de números  6:23-26  leemos  las palabras que Jehová habla a Moisés

.. . Así bendeciréis a los hijos de Israel, diciéndoles:

Jehová te bendiga, y te guarde;

Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia;

Jehová alce sobre ti su rostro, y ponga en ti paz.

Sabemos que esta maravillosa promesa fue dada no solo a los israelitas sino a los creyentes neotestamentarios

En Isaías 9:6  se  profetiza acerca de Jesús como aquel niño que nacería, aquel hijo que nos seria dado, el cual llevaría el principado sobre su hombro y seria  llamado Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

Hoy en día  El derrota a nuestros enemigos para darnos paz. Jesús es nuestro Príncipe de paz, él nos  da paz y armonía interior. Nosotros  sabemos que  todos los que son guiados por el Espíritu y que aquellos que  ponen la mente en el espíritu obtienen vida y paz  (Rom 8:6)  nosotros somos participes de la paz  de Dios que sobrepasa todo entendimiento,   viéndolo de una manera práctica es la paz que no tiene explicación, la paz que podemos sentir no importa cuál sea la situación que estemos viviendo., esa paz guarda nuestro corazón y nuestro pensamiento en Cristo Jesús Filipenses 4:7

Agradezcamos a Dios a Jehová Shalom  porque el decidió bendecir a su pueblo con paz Salmo 29:11

Jeremías 33:6 He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad.

En Juan 14:27 Jesús dijo:  La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.