El perfume derramado

    0
    186

    La Biblia en su relato de la historia del pueblo de Israel nos habla de la perfumería en infinidad de ocasiones y nos proporciona innumerables datos sobre el uso de los perfumes.

    Es posible que algunos israelitas aprendieran en Egipto el arte de elaborar perfumes y ungüentos, pero la primera noticia que nos da la Biblia sobre su uso se encuentra en el libro de Éxodo;  cuando Moisés en la cima del Sinaí recibe de Dios las Tablas de Ley, recibe también la orden de construir el Arca de la Alianza y el Altar de los Perfumes.

     Éxodo 30:34 Dijo además Jehová a Moisés: Toma especias aromáticas, estacte y uña aromática y gálbano aromático e incienso puro; de todo en igual peso

     Éxodo 30:35 y harás de ello el incienso, un PERFUME según el arte del perfumador, bien mezclado, puro y santo.

     1 Crónicas 6:49 Mas Aarón y sus hijos ofrecían sacrificios sobre el altar del holocausto, y sobre el altar del PERFUME quemaban incienso,

    El Nuevo Testamento nos habla también de los perfumes en diversas ocasiones. Destaquemos la escena en qua María, hermana de Lázaro unge con perfume los pies de Jesús

    Juan 12:3 Entonces María tomó una libra de PERFUME de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del PERFUME.

    En este pasaje apreciamos a una humilde mujer quien derramó un carísimo perfume. María no era rica, sin embargo ahorró el equivalente al trabajo de un jornalero por un año para poder comprar semejante perfume, de un valor aproximado de 300 denarios. Ninguna otra historia del Nuevo Testamento nos presenta un acto de del amor tan grande hacia el Señor.

    María sentía que había recibido mucho de su Señor, la salvacion de su alma y el milagro de la resurrecion de su hermano Lazaro, eran pruebas demasiado evidentes para permanecer en una actitud pasiva y sin agradeciemiento. En ocasiones anteriores se había sentado a sus pies para oír,  pero ahora se sienta a sus pies para dar. Había preparado lo mejor de su vida para entregárselo al más digno, aquel que iba a ser crucificado, en cierta forma Maria le ungio con este perfume porque era una tipo de preparacion para su muerte. El corazón de María tenía un peso de gratitud, ella amaba profundamente al Señor  y por causa de este amor pudo recibir la revelacion de su proxima muerte.

    Cuando hablamos de que Jesús es digno del mejor “perfume”, estamos con ello afirmando que no debiéramos dar a Jesús algo que no nos cueste nada. El impacto de su salvación en nuestras vidas debiera impulsarnos a entregarle lo mejor de nosotros.

    No basta con tener el perfume, hay que romper el frasco y derramar la escencia. Recordemos que nosotros somos vasos de barro, y la escencia es decir el  perfume es todo el contenido dentro del vaso , esto significa todo nuestro ser y especialmente aquello que representa un gran valor para nosotros, debe ser derramado a los pies del señor como un acto de amor y no como un sacrificio.

    La historia también dice que la casa se llenó del olor de la fragancia, esto significa que unavez que derramemos todo lo que somos y poseemos a los pies del Señor se esparcirá un olor fragante a otros,  ellos podrán percibir el olor del perfume derramado con la esencia de las virtudes aromáticas del Cristo resucitado morando en nuestro interior.

    2da Corintios 2:15 Porque para Dios somos grato olor de Cristo en los que se salvan, y en los que se pierden.

    El verdadero amor no mide, ni calcula lo que se puede hacer por la persona amada. María tuvo la revelación de la muerte del Mesías y por la narración de Mateo, Marcos y Juan sabemos que tal ungimiento fue hecho de una manera total. Ella ungió su cabeza, pero también ungió sus pies, y con su propio cabello, lavo los pies del señor  ¡Qué cuadro tan lleno de gratitud, afecto y amor para con Jesucristo!

    En su muerte el lavo nuestros pecados, termino con el pecado y libero su vida divina. No espere a que su situación mejore, ame a Dios ahora, en Betania, que significa casa de aflicción, venga al Señor ahora, en medio de sus aflicciones cotidianas, no mañana ni cuando la situación de su familia cambie, ame a Dios hoy, pero no con un amor ordinario sino con el verdadero amor, el amor de Deuteronomio

    Deuteronomio 6:5

    Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

     

     

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here