Transformación y Renovación

    0
    944

    El mundo está cambiando de forma cada vez más acelerada y no podemos hacer nada para evitarlo.

    Hoy en dia tenemos que enfrentar problemas tales como explosion demografica, problemas de vivienda, falta de alimento, la introduccion de biotecnologia para la produccion de alimentos, enfermedades, problemas de migracion internacional, falta de empleo, la internacionalizacion de las economias, la erosion de las tierras agricolas, la degradacion del poder politico.

    Reinventarse se ha convertido en algo obligatorio tanto en actitud como aptitud, y es una oportunidad para sacar lo mejor de nosotros.

    El cambio siempre será la constante en todos los ámbitos de nuestra vida  y somos testigos de cómo en los últimos años, el mundo  se ha globalizado  y la tecnología se involucrado en todas las áreas de nuestra vida.

    Drásticamente hemos sido víctimas de dichos cambios,  ya que en el trabajo por ejemplo para ser competitivos hemos  sido obligados a a actualizarnos y a convertirnos en profesionales  multifuncionales.

    En el ámbito personal nos hemos visto en la necesidad de buscar autoayuda, automotivación, autoeducación para enfrentar los retos de ser mejores  padres,  mejores esposos, mejores hijos.

    La adaptación al cambio está implícita en la naturaleza humana porque es un mecanismo de supervivencia,  sin embargo el proceso no es facil y en ocasiones puede causar cierto desequilibrio  emocional como  por ejemplo,  el  miedo a salir de nuestra área de confort,  causara una parálisis o congelamiento que impedirá nuestro avance hacia nuevas oportunidades de vida.

    Reinventarse no solo representa una necesidad para sobrevivir en un mundo cambiante, sino que es una gran oportunidad para descubrirnos a nosotros mismos y probar que siempre es posible llegar más lejos.  

    Las buenas noticias son que nosotros como creyentes  contamos  con las  herramientas bíblicas que nos proporcionan la ayuda necesaria para enfrentar los retos de la vida.

    Por ejemplo la palabra dice en  2 Timoteo 1:7

    Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

    Aquí es importante destacar que otras versiones bíblicas traducen dominio propio como cordura, y es precisamente la cordura la característica mas  sobresaliente que necesitamos  hoy en día  para enfrentar  estos cambios.

    La palabra cordura  viene del  latín CORDIS que significa CORAZON  y del sufijo URA que significa ACTIVIDAD. La cordura pudiera decirse que se refiere a  la actividad del corazón, ya que para los antiguos el corazón no solo era una bomba de sangre sino que creían que se trataba del centro de la vida, la mente y el alma.

    Ciertamente se necesita cordura divina  para poder entender los procesos de cambio y poder adaptarse a ellos.

    Otra herramienta la encontramos en  Romanos 12:2

    No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

    Cuando escuchamos la frase reinventarse o morir, entendemos que el permanecer en status quo, causa la muerte.

    Es necesario de acuerdo a la palabra de Dios (Efesios :23) renovarnos en el espíritu de nuestra mente,  hemos escuchado infinidad de  veces que nosotros somos lo que pensamos, y lo que pensamos lo creamos.

    Tal parece ser que en aquel  tiempo fue dada una palabra para preservarnos en este mundo cambiante,  y en el capítulo aparece como un enunciado imperativo.  El Señor como nuestro creador conoce las complicaciones y las dificultades de la mente humana por lo tanto manda que renovemos nuestra mente de la obsoleta  y vieja  manera de pensar.

    La renovación de la mente es por medio de la palabra de Dios, una vez que esta palabra es inscrita en nuestra mente y en nuestro corazón,  seremos plenamente capaces de  enfrentar cualquier reto y seremos capaces de adaptarnos al cambio.

    Recordemos que hay una voluntad de Dios que es agradable y perfecta para nosotros, él sabe de antemano que es lo que necesitamos y lo que es conveniente para nosotros , esa voluntad sin embargo se halla escondida en él y la manera o forma en que  nos es revelada o nos es dada a conocer es por medio del espíritu de nuestra mente.

    La renovación de la mente es necesaria porque nuestra mente humana no es compatible con la mente de Dios  y no es compatible porque sus pensamientos y sus caminos son más altos que los nuestros tal como se  menciona  en  la palabra en  Isaías 55:8-9

    Un nuevo mundo, una nueva tecnología, requiere de un nuevo hombre,  con una mente renovada.

    Si aprendemos la fórmula de transformarnos por medio de la renovación de la mente, tendremos mayores probabilidades de éxito,  la adaptabilidad al cambio será  un proceso más amigable, habrá  más posibilidades de sobrevivir  y el Señor nos preparara para toda buena obra de acuerdo a su voluntad que es siempre  buena,  agradable y perfecta.

     

     

    Agregar Comentario

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Artículo anteriorEl amor familiar
    Artículo siguienteCuando alguien dice que cree en Dios, ¿qué significa exactamente? Interesante y sorprendente estudio
    Nació en Parral, Chihuahua, México. Casada con Luis Ortega Madrid, es madre de tres hijas, Mirka, Aimee y Paola. Administra su propio negocio en la ciudad de San Diego Ca., ciudad donde radica. “Empecé esta maravillosa carrera de amar y servir al señor Jesucristo hace 38 años y ha sido durante este periodo de tiempo que Él ha enriquecido mi vida espiritual, la de mi familia y la de mis amigos, he recibido diversas capacitaciones y entrenamientos en denominaciones pentecostales, asambleas De Dios y en la iglesia local en Anaheim, Ca.”