Dad Gracias

    0
    51

    Breve analogía de la Carta de proclamación de día de Acción de Gracias del Presidente George Washington en el año 1789

    • Se reconoce al Dios Todopoderoso, a quien se pide favor y protección
    • Se le llama Autor de todo bien, del  pasado, del  presente y del futuro
    • Se le llama Señor y Soberano de las Naciones
    • Se pide al pueblo tener un corazón agradecido
    • Se Solicita a Dios  les ayude a establecer un gobierno de leyes sabias, justas, y constitucionales
    • Se pide por la tranquilidad de la nación,  la unión y la abundancia.
    • Proteger y guiar a todos los soberanos y bendecir a las naciones con un buen gobierno, la  paz y  la concordia.
    • Se pide promover el conocimiento y la práctica de la verdadera religión y virtud.
    • Se pide por el aumento de la ciencia
    • y  se pide por la prosperidad de toda la humanidad en general

    LA CONDICIÓN DEL CORAZÓN es de suma importancia porque  únicamente un corazón agradecido  puede ser humilde y  reconocer que Dios es  el Alfa (originador y autor) de todo bien, en el pasado, en el  presente y en el futuro y que también es el fin, la Omega de toda circunstancia presente en nuestra vidas.

    Apocalipsis 1:8 Yo soy el Alfa  y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

    Reconocer a Dios como EL TODOPODEROSO equivale a admitir que de Él proceden la riqueza y el honor,  admitir que Él lo gobierna todo, que en sus manos están la fuerza y el poder y de que es Él quien engrandece y fortalece a todos.

    En cuanto al  GOBIERNO,  las leyes, la tranquilidad, la unión y la abundancia;  sabemos que en la actualidad, los gobiernos  han dejado  de ser justos,  pacíficos y racionales.

    Un día se aprueban leyes que posteriormente se desaprueban,  la legalización del aborto, de las drogas, de matrimonios homosexuales,  y adopciones homoparentales,  vienen a ser un claro ejemplo de ello.

    Amenazas de guerras comerciales, tecnológicas y nucleares, el rompimiento de los tratados  y acuerdos económicos internacionales,  la corrupción,  la falta de empleo,  el encarecimiento de la educación, la sobrepoblación, la  falta de alimento,  etc.,  etc., lejos están de  mantener o guardar la tranquilidad, la unidad y mucho menos de cumplir el tan deseado anhelo de lograr  alcanzar “ la felicidad”  prometida.

    PROTEGER Y GUIAR A LOS SOBERANOS DEL MUNDO Y POR LA HUMANIDAD EN GENERAL

    El mundo sufre por causa de  gobernantes  ególatras, soberbios,  lideres  faltos de visión y de carácter, hombres rígidos,  amadores de sí mismos  y carentes de amor hacia los demás

    Gobiernos como el  Venezuela que  cayó en una crisis económica y social que ha provocado el éxodo de millones de ciudadanos, una hiperinflación que no para de aumentar  y el desabastecimiento de alimentos y medicinas., dan prueba fehaciente del fracaso de sus gobernantes.

    El problema de  migración mundial se está agudizando.  Hay una alarma generalizada sobre el aumento de refugiados, que alcanzó los 21,3 millones de personas en años pasados.

    El origen más importante de la migración tanto regional como internacional es  la  pobreza y la falta de acceso a oportunidades.

    PRACTICAR LA FE Y LA VIRTUD y  reconocerle como “ EL SEÑOR Y SOBERANO DE LAS NACIONES”

    Ciertamente es de llamar la atención que esta proclamación exhorta a  la nación a promover el conocimiento de Dios, a practicar la fe y la virtud.

    En la actualidad hay ausencia de Dios en todos los sentidos,  Él  ha sido desplazado  lentamente de  nuestra  vidas, de nuestros  hogares,  de la educación,  del  gobierno,  de las cortes,  y hasta de la milicia.

    Hemos dejado de amarle, de guardar sus ordenanzas, sus estatutos, sus  decretos y sus mandamientos.

    El 3 de octubre de 1863, Abraham Lincoln, proclamó  “El último jueves de noviembre, como un día nacional  de acción de gracias.

    En esta proclamación, el Presidente amonesta  al pueblo americano con las siguiente frase:  “ Pero nosotros nos hemos olvidado de Dios. Nos hemos olvidado de la mano que nos preserva en paz, nos multiplica, enriquece y fortalece” y confirma que aquellas naciones que tiene al Señor como su Dios, son bendecidas”.

    Es importante no olvidar otra  Proclamación efectuada antes por de Rey de David, en el libro 1a. de Crónicas 29 donde reconoce que la magnificencia, el poder, la gloria, la victoria y el honor le pertenecen solo a Dios y admite que Dios es sobre todos.

    Admite también que las riquezas y la gloria (la prosperidad) de Él proceden  y  que en su mano esta la fuerza y el poder.

    Y FINALMENTE ORA  para que el corazón de su pueblo sea conservado y encaminado hacia Dios y  asimismo ora para que dé a su hijo  Salomón (próximo gobernante de Israel) un corazón perfecto, que guardase  sus mandamientos, sus testimonios y sus estatutos.

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here