Persecusión de cristianos en el mundo: Nadie está hablando de esto

0
3
Imagen de cgrape en Pixabay

El 10 de Noviembre fue uno de los Días Internacionales de Oración por la Iglesia Perseguida (IDOP). Iniciado hace más de 20 años por la Alianza Evangélica Mundial, 100.000 congregaciones cristianas en todo el mundo y millones de cristianos participan en este día.

“Este mes de noviembre unámonos en oración por nuestros hermanos y hermanas perseguidos”, señaló IDOP en un breve vídeo que destaca algunos ejemplos de persecución reciente, incluidos los atentados con bombas contra iglesias del Domingo de Pascua en Sri Lanka y la matanza continua de cristianos por parte de grupos islámicos en Nigeria y, cada vez más, en Burkina Faso.

Hablando de la importancia de este día, Vernon Brewer, el CEO y fundador de World Help, una organización humanitaria cristiana, escribió:

“Es fácil seguir con nuestras vidas y olvidar que, en lugares como Nigeria, Irán y Corea del Norte, ser cristiano puede llevarnos a la muerte. Después de todo, en su mayor parte, la persecución de nuestra fe no es algo que la mayoría de nosotros enfrentamos… Pero no puedo olvidar a los creyentes que he conocido en Irak, China o en la frontera norcoreana. No puedo olvidar sus cicatrices, sus ojos embrujados y sus historias horribles… Cuanto más viajo, más veo que en muchos países la persecución cristiana es peor que nunca”.

Las estadísticas confirman esta sombría afirmación: “4.136 cristianos fueron asesinados por razones relacionadas con la fe”, señaló Open Doors en su Lista Mundial de Vigilancia 2019. “En promedio, son 11 cristianos asesinados cada día por su fe.” Además, “2.625 cristianos fueron detenidos sin juicio, arrestados, sentenciados y encarcelados” y “1.266 iglesias o edificios cristianos fueron atacados”.

El informe afirma además que más de 245 millones de cristianos en todo el mundo están sufriendo persecución en la actualidad. En otras palabras, “1 de cada 9 cristianos experimenta altos niveles de persecución en todo el mundo”.

Típicamente a las mujeres les va peor: “En muchos lugares, experimentan una ‘doble persecución’ – una por ser cristiana y otra por ser mujer”. En cuanto a números específicos: “Al menos seis mujeres son violadas, acosadas sexualmente o forzadas a casarse con un hombre musulmán bajo amenaza de muerte por su fe cristiana…”.

La “Revisión Independiente sobre la persecución global de los cristianos”, dirigida por el Rev. Philip Mounstephen, Obispo de Truro, y publicada a principios de 2019, afirma:

“La evidencia muestra no sólo la extensión geográfica de la persecución anticristiana, sino también su creciente severidad. En algunas regiones, el nivel y la naturaleza de la persecución se está acercando a la definición internacional de genocidio, según la adoptada por la ONU”.

El informe detallado del obispo, que fue encargado por el entonces Ministro de Asuntos Exteriores británico Jeremy Hunt, concluyó que la persecución de los cristianos está cerca de los niveles de “genocidio”.

Ambos estudios dejan claro que la mayor parte de la persecución ocurre en el mundo musulmán. En siete de las diez peores naciones, “la causa principal de la persecución es la opresión islámica”, señala Open Doors. Además, 38 de las 50 naciones que más persiguen a los cristianos son de mayoría musulmana.

El informe del obispo de Truro da detalles específicos:

“La persecución de los cristianos es quizás más virulenta en la región de la cuna del cristianismo, Oriente Medio y África del Norte”.

“El cristianismo se enfrenta ahora a la posibilidad de ser aniquilado en partes de Oriente Medio donde sus raíces se remontan más atrás. En Palestina, el número de cristianos está por debajo del 1,5 por ciento; en Siria, la población cristiana ha disminuido de 1,7 millones en 2011 a menos de 450.000 y en Irak, el número de cristianos ha caído de 1,5 millones antes de 2003 a menos de 120.000 en la actualidad”.

“En países como Argelia, Egipto, Irán, Irak, Siria y Arabia Saudita, la situación de los cristianos y de otras minorías ha alcanzado una fase alarmante”.

“Existe una violencia masiva que regularmente se expresa a través del bombardeo de iglesias, como ha sido el caso en países como Egipto, Pakistán e Indonesia”.

“La mayor amenaza para los cristianos [en Nigeria]… vino del grupo militante islamista Boko Haram, con informes de inteligencia de EE.UU. en 2015 que sugieren que 200.000 cristianos estaban en riesgo de ser asesinados…”. “Entre los más afectados se encontraban las mujeres y niñas cristianas, secuestradas y obligadas a convertirse, a contraer matrimonios forzados, al abuso sexual y a la tortura”.

“La intención de borrar toda la evidencia de la presencia cristiana [en Siria, Irak, Egipto, el noreste de Nigeria y Filipinas] se hizo evidente con la remoción de cruces, la destrucción de los edificios de la Iglesia y otros símbolos de la Iglesia. El asesinato y secuestro de clérigos representó un ataque directo a la estructura y liderazgo de la Iglesia”.

Fuera del mundo musulmán, la persecución de los cristianos también está empeorando significativamente, particularmente en Corea del Norte, donde la “presión y la violencia sin fin” se dirige contra los cristianos. En la India, por primera vez en la historia moderna, los cristianos sufren “persecución extrema”.

Al final, los números y las estadísticas nunca captarán adecuadamente la magnitud del problema. “Demasiados para contar, demasiados desconocidos”, dice el video del Día Internacional de Oración por la Iglesia Perseguida, “Todos porque llevan el nombre de Jesús”.