Los grandes principios espirituales se vinculan con los descubrimientos diarios de la física cuántica.

El autor y científico Gregg Braden en su obra, La Matriz Divina expone, la interrelación entre lo espiritual y la ciencia

Algunos de sus descubrimientos fueron los siguientes:

  • Hay un campo de energía que conecta toda la creación.
  • Este campo es un contenedor, de las creencias que tenemos en nuestro interior.
  • Nos comunicamos con el campo a través del lenguaje de las emociones por lo que finalmente “Somos el producto de lo que pensamos, sentimos y creemos”

Apuntala el autor a grandes científicos y pensadores, como Einstein, Newton, Maxwell y Lorentz   y observa que sus teorías y resultados llegan a la misma conclusión, todo se conecta a través de un campo de energía y necesitamos de ese quinto elemento que está en la naturaleza el cual llena los espacios y es a lo que ellos llaman  éter (la sustancia que permea todo el espacio).

Si todo está unido, ¿qué es lo que une Todo? Los físicos lo llaman “el  campo punto cero”, otros como Gregg Braden , le llaman “la matriz divina” y la palabra le llama “Cristo”

Hebreos 1:3 se refiere a Cristo, como el resplandor de la gloria del Padre, y como la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder.

De acuerdo a este versículo podemos inferir que Cristo es la sustancia que permea todo el espacio y sustenta todas las cosas en la creación.

Col 1:17 nos revela que “ Él es antes de todas las cosas, (él es origen) y todas las cosas en él subsisten y se conservan unidas.

Como vemos muchas teorías señalan que todo está unido y  otras teorías  afirman  que si se separan dos partículas cuánticas que interaccionan, por muy distantes que estén, lo que hagamos con una provocará una reacción en la otra.

Por lo que se concluye, que los pensamientos focalizados  pueden actuar e influir en este campo y para ello es necesario tener una mente cuántica.

La mente cuántica es el equivalente a la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve, es decir la definición de la palabra Fe.

Es la fe (la mente cuántica) la que nos une con el Todo (Cristo)

Una mente cuántica es una mente consciente, que sabe con certeza que el espacio-tiempo es uno y que todo está en cada instante en un espacio no manifestado y que para que se manifieste un pensamiento se necesita una focalización.

Si al orar declaramos las cosas que no son como si fuesen (Rom 4:17) estaremos focalizando ese deseo y como resultado obtendremos el resultado esperado, necesitamos creer que lo que pedimos en oración a Dios es un hecho realizado y consumado y por ende una oración contestada.

Porque es necesario tener una mente cuántica? Porque es la mente que entonces podrá mover montañas, cuando conectamos el pensamiento con los sentimientos de nuestro corazón y oramos se abrirá un mundo de posibilidades infinitas.

Sabemos que el corazón tiene memoria y que tiene neuronas, la inteligencia del corazón es emocional,  por lo tanto para entrar en un estado cuántico es necesario que la mente escuche el corazón.

La mente que escucha el corazón, se conecta con el espíritu de Dios, el corazón es el lugar donde dios habita y donde  podemos escuchar su voz.

De todo esto se deduce que una mente cuántica, es una mente renovada (Ef 4:23)  una mente despierta, sabe que es creadora y esta alerta, está en paz, escucha en su interior lo que debe hacer en cada momento, es una mente que no vive en el pasado ni en el futuro, es una mente que sabe tomar decisiones correctas en el aquí y ahora es una mente que transforma.

Cuando nuestra mente es coaccionada  y divida por el miedo, estamos separados del todo (Cristo) debemos darle la oportunidad de pensar con coherencia al alinear los pensamientos de la mente con los sentimientos que emanan del espíritu del hombre y del corazón.

Una mente  dirigida por el espíritu de Dios, se encuentra en un estado de coherencia, en este estado se manifestara una vida en forma de sincronías, de encuentros, de recursos, de capacidades, de resultados y de nuevas potencialidades.

Un corazón iluminado por la luz del espíritu de Dios, nos transmitirá siempre la certeza de que es lo que  hay que hacer y adónde debemos ir. Si la mente, el corazón y los actos están en coherencia, permaneceremos en Cristo y él en nosotros(Juan 15:4) nos sentiremos plenos, realizados y en paz.

 

 

Agregar Comentario

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Artículo anteriorRosh Hashaná: hoy comienza un Año Nuevo judío; ¿cuál es su origen?
Artículo siguienteNuevo Jaguar F-Type 2021: Mayor recompensa para el conductor
Nació en Parral, Chihuahua, México. Casada con Luis Ortega Madrid, es madre de tres hijas, Mirka, Aimee y Paola. Administra su propio negocio en la ciudad de San Diego Ca., ciudad donde radica. “Empecé esta maravillosa carrera de amar y servir al señor Jesucristo hace 38 años y ha sido durante este periodo de tiempo que Él ha enriquecido mi vida espiritual, la de mi familia y la de mis amigos, he recibido diversas capacitaciones y entrenamientos en denominaciones pentecostales, asambleas De Dios y en la iglesia local en Anaheim, Ca.”