La Misión Buenas Nuevas organizó Seminario Bíblico Online con el pastor Ock Soo Park

Alcanzando a 310 millones de espectadores latinoamericanos

0
121

El año 2020 ha paralizado los corazones de muchas personas a causa de la pandemia del COVID 19; desesperanza y tristeza han llegado a muchos hogares. Ahora, por la gracia de Dios, la Misión Buenas Nuevas, junto con el fundador Pastor Ock Soo Park, esparcieron la esperanza del evangelio de Jesús a 310,547,609 espectadores latinoamericanos a través del Seminario Bíblico Online, transmitido del 26 al 29 de octubre del presente año, a través de 122 medios de comunicación en América Latina. Igualmente, por medio de los canales oficiales de Misión Buenas Nueves en Facebook y YouTube, 725,210 líneas se mantuvieron enlazadas a este histórico evento en línea, dejando más de 157,000 comentarios y compartiendo 27,349 veces las transmisiones.

Dentro de las principales emisoras que transmitieron el Seminario Bíblico se encuentran: ‘Enlace TV’, la estación de habla hispana más grande de América Latina con 120 millones de televidentes; también, la televisora ‘Rede Brasil TV’ con el 95% de cobertura en Brasil, llegando también a 120 millones de televidentes. Por otro lado, ‘Televisa’ en México, una de las principales emisoras del país, transmitió a cerca de 11 millones de personas en diferentes estados de la costa del Golfo y del norte del país incluyendo El Paso, Texas. Además, en Nicaragua, país en donde aún no se establece la Misión Buenas Nuevas, el evento se transmitió a través de ‘Radio Maranatha’, con un alcance de 4 millones de oyentes, no solo en Nicaragua sino también en países vecinos como Costa Rica, Panamá, El Salvador y Honduras.

Antes de cada sermón, el Coro Gracias interpretó hermosos himnos y alabanzas para alegrar el corazón de todos los espectadores, pero principalmente para alabar a Dios. Durante 20 años, el Coro Gracias ha perseguido sin descanso la excelencia musical, acompañando en todo momento a su fundador, el pastor Ock Soo Park, en la preciosa labor de predicar las buenas nuevas de salvación en decenas de países alrededor del mundo.

“Si el corazón de Jesús está dentro de nosotros podemos hacer grandes cosas. Las personas se esfuerzan por no cometer pecado, quieren presentarse delante de Dios con algo bueno para agradarle, pasan toda la vida esforzándose por ser buenas personas, añaden sus buenas obras a la obra de Jesucristo en la cruz, sin embargo, ese no es el camino correcto hacia Dios. El pecado no se puede quitar por la obra humana, no hay nada que el hombre pueda hacer para ganar la salvación. Cuando una persona en verdad se conoce a sí misma, descubre que no hay bondad en él, entonces solo podrá apoyarse en Jesucristo y en su perfecta obra de redención en la cruz. La salvación es una gracia de Dios, un regalo inmerecido, gratis; si Jesús nos dice que somos justos, entonces somos justos; en ningún momento intervino nuestra obra, solo su palabra es lo que nos justifica. Jesucristo dice que Él cargó nuestro pecado en la cruz, solo debemos tirar nuestra razón y creer en su palabra”, enseñó el Pastor Ock Soo Par