El miércoles de ceniza es una fiesta religiosa de origen cristiano que se celebra todos los años en fechas variantes, justo en medio del martes de Carnaval y el primer día de Cuaresma. Así, este año será el miércoles 2 de marzo de 2022.

El origen del miércoles de ceniza

En rasgos generales, los cristianos acuden a la iglesia, donde un sacerdote dibuja en la frente de los fieles una cruz con ceniza, una tradición que se remonta a una costumbre antigua de origen hebreo.

Tal y como explica la congregación de Las Siervas de los Corazones Traspasados de Jesús y María, los judíos, cuando pecaban o se preparaban para una fiesta importante, se cubrían con cenizas y vestían con un saco de tela áspera como signo de su deseo de acercarse a Dios.

Con ello querían simbolizar “el arrepentimiento y la voluntad de convertirse”, ya que entendían las cenizas como “signo de la fragilidad del hombre y de la brevedad de la vida”. Así, el cristianismo cogió esta tradición desde los primeros tiempos, aunque con pequeñas diferencias.

Cuando el sacerdote impone las cenizas en la frente en forma de cruz, las palabras que dicen son “conviértete y cree en el evangelio”, una frase que representa el deseo de ser perdonados por los pecados para prepararse ante la muerte y resurrección de Jesús.