La importancia de los limites en nuestra vida

0
1474

 

“Como ciudad derribada y sin muro ; es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda”. Prov 25:28

Para ser verdaderamente uno mismo son necesarios los límites, porque los límites nos definen: esto soy yo.

El concepto limites proviene de la misma naturaleza de dios. Dios se define a sí mismo como un ser distinto, separado y responsable, Él se define y toma responsabilidad de su propio ser., él nos dice lo que él es, piensa, planea, permite, lo que  no  permite, lo que  le gusta y lo que le disgusta.

Dios  como un ser separado se diferencia  claramente de los demás en su creación. El define claramente que es y que no es. Por ejemplo, él nos dice que es amor. 1 Juan 4:16 Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

y el tambien nos dice que  el es luz y que no es tinieblas,  en Juan  1:5  Este es el mensaje que hemos oído de él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él.

Adicionalmente aun  él tiene límites en cuanto el aspecto de la trinidad, El Padre, el Hijo y el Espíritu son uno y con responsabilidades delimitadas cada uno como podemos ver claramente en el capítulo de Juan 17.

  1. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

Al mismo tiempo él nos  da a conocer la responsabilidad del hombre en Gen 1:26

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Su deseo es que nosotros señoreemos la tierra y que tomemos responsabilidad de ello y de la vida que nos ha encomendado.  Para lograr esto necesitamos establecer los límites que lograran cumplir su propósito.

Los límites son necesarios para cuidar la vida (cuidarse uno mismo y cuidar a los otros) y para crecer emocionalmente sanos

Al poner límites se trasmite un orden social, se trazan normas, leyes que organizan las relaciones entre las personas, la convivencia, que indican lo permitido y lo prohibido.

Cuando se ponen límites, se trasmite un orden social integrado por prohibiciones y permisos. Se ayuda a construir legalidades, que no son sólo pautas de convivencia, sino una forma de cuidar la vida.

Dios también nos manda que tengamos  dominio no únicamente de la tierra sino dominio  propio 2da Tim 1:7. Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio y/o de cordura.

Él nos exhorta a tener control de las diferentes áreas de nuestra vida y para tener éxito debemos  establecer  limites

Para tener éxito en esta  tarea debemos enfocar nuestra atención en asuntos  prácticos tales como LA PALABRA siendo  el ejemplo más claro la palabra “no”.

Sant 5:12. Pero sobre todo, hermanos míos, no juréis,  ni por el cielo, ni por la tierra, ni por ningún otro juramento; sino que vuestro sí sea sí, y vuestro no sea no, para que no caigáis en condenación.

Las palabras SI o NO  dan  conocer a los demás que existimos separados  de ellos y que estamos en control de nosotros mismos.

La gente que tiene límites pobres tendrá dificultad en decir no a las presiones, demandas y exigencias de otros… si no puede decir que no a este tipo de presión perderá el control de su propiedad y nos disfrutara del significado del tener dominio propio.

Sus palabras permitirán que los demás vean donde está usted parado y dará un sentido de límites que le definirán a usted como persona.

LA VERDAD.  Siempre hay seguridad en la verdad, el no aceptar y expresar la verdad de lo que somos ocasionara caos en nuestra vida. Muchas veces optamos por ocultar la verdad para no ofende o lastimar a los demás   pero recordemos que la honestidad acerca de nosotros mismos nos proporcionara el valor de integridad.

Juan 8:32. Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

LOS SENTIMIENTOS juegan un rol muy importante en nuestra motivación y conducta, cuantas veces muchos han sido hospitalizados por haber ignorado sus  propios sentimientos.

Los sentimientos nacen de  nuestro corazón y pueden guiarnos y decirnos si las cosas van bien o mal o si existe algún problema., en otras palabras se podría decir que los sentimientos son una salvaguarda y funcionan como limites naturales en nuestro ser interior para comunicarnos que algo anda mal, y prevenir ciertas enfermedades, tanto físicas como mentales.

Tenemos que ser dueños de nuestras propias actitudes y sentimientos, las personas que tienen problemas con los límites generalmente tienen actitudes distorsionadas  acerca de la  responsabilidad, culpan a otros de lo que les pasa.

NUESTROS PENSAMIENTOS

Nuestra mente y nuestros pensamientos son reflejos de lo que Dios es. Ninguna otra criatura tiene la habilidad del pensamiento. Debemos establecer límites a nuestros pensamientos.

Muchos no tienen control de su propio proceso de pensamiento, tenemos que sopesar las ideas y detener el proceso de pensamiento incontrolado.

Debemos crecer en el conocimiento de Dios  y expender nuestra mente, debemos conocer su palabra la cual nos hará sabios.

Todos tenemos una tendencia a distorsionar la realidad especialmente en las relaciones interpersonales, hay una tendencia natural de tener ideas preconcebidas acerca de otros. Debemos ejercer dominio y control en cuanto la manera como asimilamos la información.

LOS ACTOS TIENEN CONSECUENCIAS

Ga 6:8. Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para el Espíritu, del Espíritu segará vida eterna.

Si estudiamos tendremos buenas calificaciones,, si trabajamos recibiremos un pago, si hacemos ejercicio, estaremos en forma, si  damos amor recibiremos amor

Existen consecuencias por nuestros actos

Ga 6:8 es un ´principio gobernante en nuestras vidas, y es una salvaguarda para nosotros y nuestra familia.  Cada vez que interrumpamos un  principio de esta naturaleza   traeremos caos a nuestra vida y  a la de los demás.

El rescatar a otros de los actos irresponsables de su vida  es quitarles el poder,  preferimos hacerlo a poner límites y estaremos interrumpiendo el principio divino de todo lo que el hombre sembrare eso también cosechara

Necesitamos tomar responsabilidad de nuestros propios actos,  esto nos conducirá  al dominio propio y al señorío,  al mismo tiempo  necesitamos  también darnos cuenta que debemos tomar el control de nuestras vidas, de nuestras decisiones, y de nuestros sentimientos. No nos engañémos ; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el  hombre sembrare, eso también segará.