Sismos no son castigo de Dios

0
159

 Ante la serie de noticias falsas que han inundado las redes sociales en donde se ha sembrado el pánico por personas sin escrúpulos y algunos fanáticos religiosos ante el sismo y recientes huracanes que han golpeado diversos puntos del planeta diciendo que es un castigo de Dios y que el mundo se va a terminar, el sacerdote Eduardo Hayen Cuarón, párroco de Catedral hizo un llamado a los ciudadanos y los invitó a no creer en este tipo de alertas falsas.

Invitó a la población a acercarse más a Dios pues el Dios en que creemos es paz y tranquilidad, sin embargo los acontecimientos ocurridos son porque reina el mal.

“Hay que estar muy atentos de que inmediatamente el hombre cuando sobre un mal o alguna calamidad piensa que es una maldición de venganza del cielo, un castigo divido, pero esto es falso porque no la revelación tenemos que es un Dios de amor que se revela con la misericordia, como Dios de bondad y que quiere establecer su reino en todas las creaturas”.

Dios no es un Dios vengativo y colérico que está mirando con lupas las vidas de los hombres para mandarles castigos cuando los hombres se portan mal, no es así.

Aunque los hombre se porten muy bien, vendrán terremotos aunque los hombres se porten muy bien, vendrán huracanes, ¿por qué?, porque estamos es un mundo herido y lastimado, sabemos que es por el pecado, en la teología atribuimos a que la creación esta fracturada, esta lastimada por el pecado del hombre que en un principio se reveló contra Dios, por eso de los huracanes, los terremotos, incendios y torbellinos todos eso va a continuar hasta el fin de la historia y se llevará a buenos y a malos.

No pensemos que esto es un castigo de Dios y no pensemos que es el fin del mundo, no se pueden aprovechar y decir que es el fin de los tiempos para sembrar pánico, nosotros los cristianos católicos sembramos un mensaje de amor y de esperanza.

Ahí estaba la presencia de Dios en el terremoto en tantas personas buenas que con sus manos rescataron vidas, sacaron escombros hay esta la presencia del señor, ese es el Dios en el que nosotros creemos, dijo el padre.

“Que nadie se crea del terror y del pánico diciendo que el mundo se va acabar o que Dios nos está castigando, Dios es amor y misericordia así lo creemos, los terremotos y huracanes van a continuar, el universo esta fracturado de todo tipo de desastres naturales también”.

Finalmente el padre Eduardo Hayen, dijo a todos los humanos que Dios nos llama por medio de acontecimientos, pero esto no quiere decir que Dios permanezca ajeno cuando sufrimos una calamidad o desastre, Dios siempre llama a la conversión para atraernos a él y tener una relación de amor, yo los invito a que se acerquen a las iglesias para recibir un mensaje de amor, de esperanza y de bondad no a recibir  un mensaje de terror, pedimos también que ayudemos a nuestros hermanos que perdieron todo en el terremoto y haremos.