Los estudiantes de escuelas evangélicas son más propensos a las crisis religiosas, según un estudio

Una investigación de la revista Christian Higher Education muestra que los estudiante de centros de secundaria cristianos “tienden a sentirse seguros en su fe al principio, pero tres años después están en crisis”.

0
15

La revista Christian Higher Education ha publicado un estudio longitudinal que “examina los patrones y predictores de la batalla religiosa tradicional entre los estudiantes de secundaria que asisten a instituciones evangélicas”. La publicación estadounidense ha comparado esos datos con los problemas religiosos de los estudiantes de “otros tres tipos de instituciones (católica, pertenecientes a otras religiones y secular)”.

El estudio muestra “lo común que es para los estudiantes de los centros y las universidades evangélicas tener conflictos con su fe”.

“LOS ALUMNOS DE CENTROS EVANGÉLICOS TIENDEN A SENTIRSE INSEGUROS SOBRE SU FE” “Es más probable que se sientan perturbados por asuntos espirituales, inseguros de sus creencias, desilusionados con su educación religiosa, más distantes de Dios o más molestos con Dios que sus compañeros en escuelas seculares”, señala el documento.

De los 900 centros y universidades religiosas afiliados en Estados Unidos, los 118 que son miembros del Consejo de Centros y Universidades Cristianas (CCCU, por sus siglas en inglés), “tienen un compromiso manifiesto con el desarrollo académico y espiritual de sus alumnos”.

“LOS DESAFÍOS NUNCA HAN SIDO MAYORES” Según los investigadores, “en la mayoría de instituciones, las tasas de conflicto religioso disminuyen entre el primer y el tercer años de enseñanza”. “Los novatos tienen muchas preguntas y los de tercer año se sienten más seguros de sus creencias”, remarcan.

Sin embargo, “para los estudiantes de los centros afiliados al CCCU, la tendencia es opuesta”. “Tienden a sentirse seguros de su fe al comenzar los estudios, pero tres años después están en crisis”. El estudio se basa en los datos de la Encuesta de Creencias y Valores de Estudiantes Universitarios (CSBV, por sus siglas en inglés) de 2004 y 2007, que se realizó por última vez en el segundo año y que refleja las respuestas de 14.527 estudiantes de centros evangélicos, católicos, pertenecientes a otras religiones y seculares.

“Los desafíos nunca han sido mayores, puesto que los educadores en la enseñanza superior cristiana buscan conocer a los estudiantes de hoy, tanto a los universitarios como a los que adultos que regresan, y saber dónde están, ofreciendo desafíos y apoyo para avanzar como ciudadanos globales reflexivos y que honran a Cristo”, ha explicado la jefa coeditora del estudio, Karen A. Longman.