• Hay más católicos demócratas que republicanos
  • En conjunto, católicos y protestantes tienen mayor representación en el poder que en la población adulta estadounidense
  • La composición de las filas demócratas tiene una mayor variedad religiosa
  • El informe interpreta que la alta representación de cristianos en el nuevo Congreso se debe a que los congresistas son de mayor edad que en el anterior

El último informe del Pew Research Center analiza la afiliación religiosa en la composición de los congresistas del 117º Congreso de los EE. UU. En conjunto, católicos y protestantes están representados por el 88,2% del Congreso, que a su vez es más protestante y más católico que la población adulta estadounidense en general (el 65% de la población se declara cristiana).

Los católicos, que representan el 20% de la población estadounidense, alcanzan un 30% en el nuevo Capitolio y su unidad, frente a la división de los protestantes, hace que sean mayoría a pesar de ser más reducidos en número.

El número de católicos en ambas cámaras se ha reducido en 5 miembros (de 163 a 158). En el lado protestante, los metodistas y bautistas sufrieron mayores pérdidas: siete puestos para metodistas y seis para bautistas. Los luteranos también perdieron cuatro escaños.

Más demócratas que republicanos 

Desde que se empezaron a recoger datos en 1961, el año en que Kenedy fue investido, el Congreso ha estado representado en más ocasiones por el grupo demócrata. De hecho, Joe Biden es el segundo presidente de los Estados Unidos católico.

En este 117º Congreso de los EE. UU., 77 de los católicos congresistas son demócratas y 57 son republicanos. En el Senado de 100 miembros, 14 católicos son demócratas y 10 son republicanos.

Demócratas

Más variedad religiosa en las filas demócratas 

El Partido Demócrata alberga a una abrumadora mayoría de no cristianos. En la Cámara hay 23 representantes judíos, tres musulmanes y unitarios universalistas, dos hindúes, uno budista y otro sin afiliación religiosa. En el Senado, ocho judíos, un senador budista y un senador “no afiliado” son demócratas.

El Partido Republicano por su parte, cuenta con dos congresistas judíos y un tercero “que se negó a responder”. Con la salida del senador Tom Udall de Nuevo México de la Cámara Alta, los nueve mormones que hay en el Congreso forman parte del Partido Republicano.

Solo un miembro del nuevo Congreso (la senadora Kyrsten Sinema, demócrata de Arizona) se identifica como no afiliada religiosamente (lo que representa el 0,2% del capitolio). En la calle, la cuarta parte de la población se denomina atea o sin preferencia religiosa.

Representación de los cristianos 

Según reflejan los datos, el informe interpreta que la alta representación de cristianos en el Congreso se debe a que los congresistas son de mayor edad que en el anterior y también supera la media de edad de la población estadounidense.

“Las encuestas han encontrado que los adultos en ese rango de edad tienen más probabilidades de ser cristianos que el público en general: el 74% de los estadounidenses de 50 a 64 años son cristianos, en comparación con el 65% de todos los estadounidenses de 18 años o más”, resalta el informe. “Aún así, este Congreso es más cristiano incluso que los adultos estadounidenses de 50 a 64 años, por un margen de 14 puntos porcentuales”.

Otra curiosidad que arroja el informe es que los protestantes no se identifican en su mayoría con un grupo específico, sino que se denominan simplemente como “protestantes” o “cristianos”: han pasado de 80 en el 116 ° Congreso, a 96 en el nuevo Congreso.

The religious makeup of the 117th Congress