Relación Tierra Santa México a partir del proyecto Magdala

0
22

El proyecto Magdala, es una iniciativa del Padre Juan Solana Legionario de Cristo de construir una casa de peregrinos a los pies del mar de Galilea en la tierra de María Magdalena
(Magdala) al empezar a construir la iglesia en honor a la mujer. Fue descubierta una sinagoga del siglo I de la época de Cristo, y poco a poco se han ido descubriendo los vestigios de aquella ciudad. Se ha encontrado un puerto marino, un mercado, mikvés (baños de purificación de los judíos) monedas del siglo I y muchas cosas más. Este proyecto, es el primer proyecto arqueológico liderado por mexicanos en Tierra Santa.

Mons. Leopoldo Garelli, Nuncio Apostólico en Israel.

La primera vez que visité México estaba muy impresionado acerca de la atención de las personas en las iglesias, era realmente algo que me impresionó muchísimo. Es por ello que veo la fe profunda del pueblo mexicano, su relación con la iglesia católica en general. En particular veo que la Tierra Santa está representada. Tierra adonde la gente quiere venir para una experiencia de peregrinación, para tener un encuentro más profundo con Jesús en su tierra donde él vivió. En este contexto estaba, cuando llegué a Tierra Santa en la que Magdala es un nuevo lugar santo. Este es el punto en el que gente mexicana está involucrada. Eso es por lo que el Padre Juan Solana está aquí para esta relación para este lugar Santo.

¿Qué es lo que para usted significa este nuevo lugar Santo?

Este nuevo lugar santo tiene un mensaje claro, concerniente a la figura femenina en la Iglesia y la historia de la salvación. Encontramos muchos lugares dirigidos a nuestra santísima madre, pero ninguno en especial dirigido a la figura de la mujer como en la historia de la salvación. Creo que este es un gran mensaje para la Iglesia.

¿Qué es lo que usted piensa acerca de este mensaje hacia la mujer? ¿Qué opina ahora del rol de la mujer en la Iglesia?
Ciertamente en la Iglesia Católica ha ido progresando bastante, especialmente en entender mejor el rol y la posición de la mujer en la iglesia. Esto es algo muy positivo, creo que ahora tenemos mucho que hacer y entender para ver cuál es el progreso del rol de la mujer en la vida de la iglesia. Siempre estoy muy allegado al amor, al amor femenino en relación a Jesús. En el calvario, en el altar donde solemos decir la misa. Está la crucifixión de Jesús. Está esta figura de su Madre y la figura también representa a la iglesia, y la segunda figura está María Magdalena que está detrás de Jesús a sus pies. Estas son las dos únicas figuras en la pintura. La tercera figura es un hombre es Jesús. Es muy interesante, ver que en el momento de mayor sufrimiento de nuestro señor están las mujeres que entienden el sacrificio de Jesús. Esto es algo que la iglesia debe comprender cada vez más.

Entrevista a Mons. Pierbaptista Pizzaballa, administrador apostólico en Jerusalén.

¿Qué opina de la relación México-Tierra Santa después de Magdala?
Las relaciones México y Tierra Santa no son recientes. Han comenzado hace ya varios años, Pero definitivamente después de que comenzó el proyecto Magdala, hemos estado viendo decenas de voluntarios que han estado viniendo de todo el mundo especialmente de México y también que se ha incrementado el número de peregrinos. Creo que esto está haciendo muy buena conexión con el mundo católico.

¿Qué opina sobre este nuevo descubrimiento de la Tierra de María Magdalena en el siglo XXI?

Lo que encontramos aquí es otro testimonio del tiempo de la vida de Jesús, normalmente pensamos en él como algo abstracto, políticamente lejos pero cuando encontramos restos arqueológicos nosotros podemos comprender que lo que está escrito fue verdad. Y que la sinagoga de Magdala fue una de las sinagogas en las que Jesús predicó y frecuentó. Nos recuerda que Jesús estuvo encarnado en el presente histórico y que no sólo fue algo narrativo.

¿Podría decirnos que opina sobre los 130 años que cumple el hotel Notre Dame de Jerusalén?

El proyecto de Magdala está conectado también con Notre Dame por el hecho que el director es el Padre Juan Solana LC, mexicano y fue por lo que él fue destinado a Jerusalén. Después tuvo la inspiración del proyecto Magdala. que es otra historia que comenzó hace 130 años con los padres asuncionistas. Ha habido diferentes pasajes de la historia de Notre Dame, pero definitivamente es uno de los grandes proyectos de Jerusalén, manifiesta y enseña que parte de esta Tierra, no solo ahora, pero durante todo este periodo del cristianismo.

¿Podría usted hacer una invitación a los mexicanos para que vengan a visitar más Tierra Santa?

Es verdad que muchas veces cuando pensamos en Tierra Santa hay muchos temores porque hay muchas situaciones de riesgo alrededor. Quisiera decir que las peregrinaciones a Tierra Santa son bastante seguras y también invito a todo el mundo especialmente a los mexicanos que son personas que están muy apegadas espiritualmente a Tierra Santa que vengan y vean esta maravillosa Tierra Santa y que tengan esta maravillosa experiencia.

Entrevista al Padre Juan

¿Cómo siente usted que a partir del descubrimiento de Magdala se han incrementado los peregrinos mexicanos en Tierra Santa?

Hay que poner las cosas en su contexto: el descubrimiento de Magdala nació cuando el Papa Juan Pablo II había encomendado a los Legionarios de Cristo la dirección y la atención del Centro Pontificio Notre Dame de Jerusalén que es un centro de peregrinaciones. Entonces cuando llegamos a dirigirlo éramos tres sacerdotes y cinco consagradas era el final de la “intifada”. Era un momento en que las peregrinaciones estaban de caída. Los hoteles vacíos, los guías desocupados. Era una verdadera situación de crisis de la industria turística. Nosotros llegamos, tomamos conciencia de ello y decidimos no quedarnos con los brazos cruzados, sino reaccionar de eso y tratar de buscar una solución. Evidentemente siendo Legionarios de Cristo nos enfocamos evidentemente en los lugares en los que estábamos presentes.

En esos primeros años fue México, España, Estados Unidos y Chile. Yo creo que ese hecho generó un flujo inmediato de peregrinaciones que con el tiempo ha ido aumentando y consolidándose. Hasta ser posiblemente un punto de referencia en México. Hoy en México cuando la gente quiere venir en Tierra Santa pensaría o voy con los franciscanos o voy con los legionarios. También hay otras razones de viaje.

Nos hemos convertido en un punto de referencia creo que ha sido muy importante para poder llevar el proyecto de Magdala mismo para multiplicar la presencia de México; creo que México estará dentro de los diez países de mayor número de peregrinos en Tierra Santa. Eso es muy significativo, hay que considerar que México está muy lejos, los viajes cuestan mucho, también hay que considerar que México es un país con una tradición muy grande de catolicismo, tiene un número muy grande de católicos en el mundo. Digamos que la conexión espontánea entre México y la Tierra Santa está ahí; en una relación de fe, espiritual, religiosa.

Además, la proyección de la Tierra Santa en México tuvo unos propagadores excepcionales: los franciscanos que desde hace 800 años tienen la custodia en Tierra Santa y 500 años en México, Por lo tanto, en su esfuerzo de evangelización en México también se encuentran muchos filones, muchos aspectos de lo que era su tradición en Tierra Santa. Puedo decir que la Ciudad de Puebla creada, fundada por franciscanos y por las autoridades españolas en 1531, tuvo en su núcleo fundacional el esquema de Jerusalén. También las iglesias que se crearon, los recorridos, las calles, reflejan el esquema de Jerusalén. Me atrevo a decir que en México en su DNA espiritual y cristiano tiene la Tierra Santa metida en todos lados.

En los últimos años habiendo descubierto unas ruinas excepcionalmente importantes para el mundo judío y también la colonia judía de México se ha interesado mucho por estas ruinas. El embajador de Israel en México, es un promotor entusiasta de Magdala frecuentemente en las embajadas tanto israelí en México o la mexicana en Israel. Nos han tenido como punto de referencia para algunas actividades y también la Secretaría de Relaciones Exteriores ha apoyado en la embajada de México en Israel; por ejemplo, con el transporte de materiales arqueológicos, la solicitud de las visas para los arqueólogos, voluntarios. En mis últimas vistas la comunidad judía en México, que es muy numerosa, me ha solicitado hacer algunas actividades como desayunos, entrevistas, etcétera. mostrando un gran interés para que el proyecto de Magdala sirva como un puente entre la Iglesia Católica y el judaísmo y entre el Estado de Israel y el Estado de México. Entonces creo que Magdala tiene muchas virtudes que tenemos que ir desarrollando y que han sido providenciales y que no estaban en nuestra mente, pero parece que estaban en la mente de Dios.

Twitter: @apmorales4

Artículo anteriorPor qué la Iglesia Evangélica tiene cada vez más poder político en América Latina
Artículo siguienteEvangélicos hispanos del sur de California apoyan a Israel
mm
Nací en la Ciudad de México el 21 de octubre. Cuando tenía 18 años me fui un año sabático a Bélgica a una Ciudad Universitaria llamada Louvain la Neuve. Al terminar mi año me fui a vivir a Madrid para estudiar la licenciatura de Publicidad y Relaciones Públicas. En el Centro Universitario Villanueva adscrito a la Complutense de Madrid. 7 años viví en España, dando vueltas por el mundo. Hasta que me fui hacer una experiencia con las Misioneras de la Caridad de Madre Teresa y me embarqué 6 meses en el Bronx, Nueva York donde pude tocar más la miseria humana. Volví a México. Dos años después me fui a Francia por un año a estudiar filosofía del arte. Mi última gran aventura durante un año fue en Israel. Soy esposa y madre de un hijo. Estoy terminando mi maestría en teología. Escribo para Diario judío, Cristianotas Fiat Lux. También he colaborado para el Observador de la Actualidad y las obras misionales pontificias en la Revista Adgentes. Actualmente trabajo como directora de una oficina de promoción de Tierra Santa: Terra Santa México.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here