Diez cosas que debes de saber sobre el cristianismo

0
120

¿Cuáles son los conceptos principales del cristianismo?

En el bLog de miguE podrás conocer los diez puntos principales de las creencias de la religión más popular del mundo: el cristianismo (sumando todas las ramas de dicha doctrina):

El siguiente artículo es una traducción libre del artículo en danés 10 vigtigste ting om kristendommen (10 cosas principales sobre el cristianismo) publicado en religion.dk en 2005 y que forma parte de la sección TOP 10 del bLog de miguE: un espacio para conocer los elementos más característicos de las principales religiones.

1. Jesucristo.

Es el fundador del cristianismo, aunque de hecho él, de acuerdo a los textos bíblicos, nunca fundó nada. Cristo proviene del latín Christus, y a su vez del griego Christós; el término fue usado como traducción del hebreo “Mesías” (Māšîaḥ), que significa “El Ungido“. Este título era empleado para referirse al salvador esperado y profetizado por las escrituras judías.

De acuerdo a la tradición, Jesús vivió treinta y tres años aunque su vida pública se limita únicamente a sus últimos tres años de vida.

Fue arrestado por las autoridades judías bajo el cargo de blasfemia (se llamaba a sí mismo “hijo de dios”) aunque fue ejecutado mediante la crucifixión por el Imperio romano.

2. Trinidad.

Una de las creencias pilares del cristianismo es la Trinidad. En un origen, la teología judía, concebía a Dios como el Creador del mundo, quién había seleccionado al pueblo judío -de entre todos- para hacerlo su pueblo. Con Jesús, la visión de sus seguidores judíos se amplió un poco, ahora concibiendo al Mesías como el hijo de Dios.

Luego de su muerte y resurrección, Jesús envío su espíritu a sus seguidores. Y fue esta fuerza la que hizo posible la difusión del cristianismo, motivando a los fieles transmisión y manteniendo ellos la fe y esperanza pese a las dificultades con las que se encontraban. Este poder es llamado en el Nuevo Testamento como Espíritu Santo.

Así, Dios –el dios cristiano– se revela así mismo como Creador, Jesucristo (Hijo) y Espíritu Santo.

3. La Iglesia.

Los creyentes de Cristo, la comunidad que conforman, se llaman Iglesia (del latín ecclesia -asamblea-). La palabra puede tener dos connotaciones: 1) los llamados y 2) los pertenencientes al Señor. La Iglesia, por tanto, es el punto de partida de los seguidores de Jesús. La institución primaria se estableció en Roma, con Pedro y Pablo, luego esta se organizó en sacerdotes y obispos.

Actualmente podemos entender -la palabra- como la comunidad que agrupa a cristianos de una misma confesión, entendiendo que el cristianismo se ramifica en varias denominaciones -principales-: católicos, ortodoxos, protestantes, anglicanos y evangélicos.

4. El Reino de Dios.

La prédica de Jesús se resume en: el Reino de Dios. Este es el estado o momento en el que el mal es vencido y Dios reina sobre el mundo. Jesús expresaba en sus discursos que el reino había llegado y, como signo, estaban sus milagros así como el perdón de los pecados.

Este Reino de Dios se consigue -y abarca- la vida eterna tras el regreso de Jesús (en una segunda venida del profeta). La fe cristiana tiene como sustento vivir de acuerdo a las normas divinas para alcanzar dicha vida eterna.

5. Bautismo.

No eres cristiano si no te has bautizado. Así de simple. El ritual, evocando a lo que realizó Jesús al inicio de su vida pública, comenzó a ser imitado desde los inicios del movimiento como signo externo de pertenencia a Jesús convirtiéndose así, con los siglos, en el acceso a la comunidad.

Con el gesto, la vida del nuevo creyente era limpiada para poder comenzar una nueva vida como cristiano. Al inicio el bautismo fue realizado en adultos –algunos movimientos lo conservan- pero poco a poco también fue común en bebés.

6. La Última Cena.

Antes de ser capturado Jesús cenó con sus discípulos, una cena de Pascua judía. En esta comida Jesús les preparó para su muerte, mencionando además que él estaría presente en el pan y en el vino (elementos del banquete).

La Cena se convirtió en un memorial de Jesús. Y una forma en la que el cristiano comparte su unión –ya sea simbólica, en los movimientos protestantes, o real, según la doctrina católica– con Jesús.

7. Adoración.

A la deidad, en cualquier religión, se le debe de adorar. Los creyentes de Jesús comenzaron a reunirse los domingos, día en el que conmemoraban la Resurrección de Jesús. La Cena (misa dentro del catolicismo) forma parte vital en todas las comunidades cristianas pero además están servicios como la oración, sermones, asistencia a grupos pastorales, caridad y un largo etcétera.

8. Pecado.

Pecado significa separación. El hombre se aleja de la voluntad divina. En la teología moral se le considera pecado a un acto malo u omisión culpable de un acto bueno.

De acuerdo al Nuevo Testamento –y la tradición cristina la naturaleza del hombre es pecaminosa, tiende al pecado, basando su origen en el pecado de Adán y Eva pero Jesús, mediante su muerte y resurrección, expía este pecado original para reencontrar al ser humano con dios.

9. Salvación.

Retomando el punto anterior. La salvación del hombre se da mediante la Pasión de Cristo: su muerte y resurrección. La muerte de Jesús es un sufrimiento vicario que toma para sí los pecados y el mal para redimirlos.

Tomando esta creencia, el fiel se bautiza y recibe la comunión para tener parte de la salvación y así, junto a sus actos de fe, vivir la vida eterna en el Reino de Dios.

10. El amor.

El capítulo 22, versículo 39 del Evangelio de Mateo engloba el mensaje de Jesús: “amarás a tu prójimo como a ti mismo“.

Jesús fusiona al primer mandamiento judío (amarás a Dios sobre todas las cosas – Ex, 20) con su mensaje de amor a los demás, logrando con ello vincularlos para transmitir que, si se ama a Dios, el primer signo es amar a los demás.

Imágenes | MichaelGaidaKeskieve
Fuente | Kristendom