Por coronavirus los evangélicos españoles sugieren suspender el culto dominical en sus iglesias

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) ha sugerido la suspensión de los cultos dominicales en sus iglesias porque es "mejor prevenir que curar", aunque si no es posible, recomiendan reducir la frecuencia de los cultos a una vez por semana, ante el cambio de escenario a "contención reforzada" por la extensión del coronavirus COVID-19 en España.

0
15

La Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE) ha sugerido la suspensión de los cultos dominicales en sus iglesias porque es “mejor prevenir que curar”, aunque si no es posible, recomiendan reducir la frecuencia de los cultos a una vez por semana, ante el cambio de escenario a “contención reforzada” por la extensión del coronavirus COVID-19 en España.

“Respecto a los cultos dominicales, si deciden suspenderlos durante al menos 15 días no se equivocarán. Siempre es mejor prevenir que curar”, subraya la Federación en las recomendaciones enviadas a sus iglesias y entidades, ante el cambio de escenario en España por el COVID-19 y teniendo en cuenta la medida anunciada por el ministro de Sanidad, Salvador Illa, de suspender todas las actividades colectivas en espacios cerrados de más de 1.000 personas en Madrid y La Rioja y en las ciudades alavesas de Vitoria y Labastida.

Si bien, la FEREDE recomienda a sus iglesias que, si no consideran posible suspender el culto dominical como medida inmediata, al menos reduzcan la frecuencia de los cultos a uno por semana; que no superen en ningún caso el aforo máximo de 1000 personas; que los lugares de culto con menor capacidad reduzcan a un tercio sus reuniones; y que se organice la asistencia en turnos de grupos reducidos y se retransmitan los cultos por internet o streaming.

También aconsejan suspender o aplazar hasta nuevo aviso todas las actividades especiales, como campamentos, retiros, encuentros regionales, visitas entre iglesias, viajes y visitas pastorales.

Asimismo, la FEREDE pide que las personas mayores, losniños y las personas con patologías previas se queden en sus casas y no asistan a los cultos ni demás actividades eclesiales.

Además, insta a los servicios de capellanía hospitalaria, Asistencia Religiosa en Prisiones, Hospitales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como los servicios de Acción Social, a respetar las indicaciones de las autoridades sanitarias, valorando la posibilidad de reducir o suspender temporalmente servicios allí donde se estime conveniente.