Un Ramadán trasladado de las mezquitas a los hogares por la COVID-19

Asimismo, se ha puesto en marcha el canal de 'YouTube' 'Comunidades Musulmanas FEERI (Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas) de Almería', en el que se cuelgan charlas, actividades y lecciones de diferentes imanes en abierto para todo el público

0
10

La comunidad musulmana ha visto alterada este año la celebración del Ramadán debido a la pandemia de COVID-19, por lo que ha decidido trasladar el mensaje “tu mezquita es tu casa”, ya que todas permanecen cerradas desde el 13 de marzo, y utilizar como apoyo herramientas digitales como ‘WhatsApp’ o ‘YouTube’.

El presidente del Centro de Imanes de Almería, Abdallah Mhanna, ha explicado en una entrevista con Efe que tiene en funcionamiento diferentes grupos “amplios” de ‘WhatsApp’, alguno con casi 250 personas, a través de los que facilita instrucciones, consejos, charlas y material educativo para los hijos de musulmanes de Almería.

“También, como profesión de religión islámica en el colegio, todo el material que ofrezco para las tareas y trabajos de mis alumnos, y muchos libros escaneados en español y árabe, se lo ofrezco a las familias como material educativo sobre el Islam, el Ramadán y la convivencia en la paz“, ha incidido.

Asimismo, se ha puesto en marcha el canal de ‘YouTube’ ‘Comunidades Musulmanas FEERI (Federación Española de Entidades Religiosas Islámicas) de Almería’, en el que se cuelgan charlas, actividades y lecciones de diferentes imanes en abierto para todo el público.

“Cada día se suben vídeos nuevos y a partir de la semana que viene se van a hacer actividades en directo. La mayoría son en árabe pero voy a intentar, junto a otros dos imanes amigos, dar clases y otras acciones en español, para el público en general y para los alumnos de religión islámica y todos aquellos que tengan interés en la materia”, ha señalado.

La jornada más importante del Ramadán es la ‘Laylat al-Qadr’, ‘Noche del destino’ o ‘Noche del 27’, que se celebra el vigésimo sexto día de esta festividad, que este año coincide con el jueves 21 de mayo, y recuerda el momento en el que Alá comenzó a revelar el Corán.

“Esa noche vamos a hacer un trabajo en directo para la comunidad, con charlas y actividades. Cuatro o cinco imanes prepararán con antelación este contenido y yo realizaré un directo con consejos y plegarias”, ha puntualizado.

Mhanna, quien ha enviado su apoyo a los “hermanos” católicos y evangélicos por no haber podido celebrar la Cuaresma, indica que en Ramadán hay dos tipos de ritos, el primero de ellos personal que cada familia realiza en casa. Cuando se levantan poco antes de las cinco, toman “algo suave y algunas bebidas” y ayunan hasta la puesta del sol, cuando se rompe el ayuno.

Entonces llega el cuarto rezo, un descanso, la ingesta de té y dulce, el último rezo pasadas las diez de la noche, y un rezo especial de ocho ‘rakas’, que se hace individualmente o en familia. Recuerda que la Comisión Islámica acordó cerrar las mezquitas, por lo que aquellas acciones colectivas deben celebrarse en casa.

“Todos los rezos individuales pueden convertirse en colectivos, con tu mujer, hijos, etc.”, apunta. Sin embargo, le preocupa la atención a quién más lo necesita, por lo que están buscando voluntarios para atender a estas personas, porque no pueden moverse como una ONG, aunque señala la buena colaboración que existe con entidades como Cruz Roja, Cáritas, etc.

Ha lamentado algunos mensajes “racistas y xenófobos” por parte de determinados partidos políticos y en redes sociales, llamando a los “hermanos fieles de las religiones monoteístas” a ignorarlos, porque tienen “un mismo Dios, los mismos profetas y casi la misma fe”.